Protestan contra Guess

26

April 2013

La Opinion
Jorge Morales Almada

La fábrica de confecciones Unique Apparel Inc. desapareció de la noche a la mañana y sus casi 50 empleados señalan que no les fue pagado lo que les debían por más de cinco semanas de trabajo.

Judith López trabajó dos años para ‘Mr. Kong’, como conocen al propietario de esa fábrica que estaba localizada en el 3700 South Broadway Pl.
Ella estaba a cargo de colocar etiquetas en prendas de vestir de reconocidas marcas como Guess y Bebe.

Por ello ayer, junto con sus compañeros desempleados, Judith se manifestó en contra de la compañía Guess, en el centro de Los Ángeles, para exigir a la empresa que se responsabilice por los salarios caídos de su subcontratista.

“Me deben cinco semanas de sueldo, como $2,400 dólares”, comentó esta señora que ha tenido que estar viviendo de prestado.

El patrón, contaron los trabajadores, les decía que el cheque de Guess no le había llegado y así los trajó durante varias semanas, manteniéndolos a raya con pagos mínimos de 100 dólares a algunos de ellos para que la fueran pasando.

Pero de pronto Unique Apparel Inc. desapareció. Del lunes 18 de marzo al martes 19, ya habían retirado las máquinas de coser y cerrado las instalaciones.

La frustración y el estrés por no poder cobrar su dinero se vio reflejado en el rostro de Pedro Chávez, ya que el mismo lunes, cuando supo que se estaban llevando las máquinas, le dio una parálisis facial.

Le quedaron a deber $2,500 dólares, dice Pedro, por lo que también ha tenido que recurrir a pedir prestado para completar para la renta.

La mayoría de ellos, indicaron los trabajadores, ganaban el mínimo y aunque trabajaran horas extra el pago seguía siendo de $8.50 la hora.

Lo sucedido a estos trabajadores es uno más de los cientos de casos que ocurren en la industria de la costura en Los Ángeles, lamentó Rebeca Ronquillo, organizadora de la Koreatown Immigrante Workers Alliance (KIWA).

“Este caso reitera lo muy obvio, el robo de salarios”, señaló. “Esperamos que el abogado de la ciudad, Carmen Trutanich o su sucesor, que le ponga más atención a esto, porque no son sólo dos o tres trabajadores, son miles”.

Varias organizaciones están promoviendo una iniciativa para que el Concejo de la Ciudad imponga multas y obligue a los patrones que utilizan esas prácticas a que paguen.

En Los Ángeles cada semana alrededor de 13 mil trabajadores están siendo víctimas de robo de salario, estima KIWA, lo que representa pérdidas de unos $26 millones de dólares semanales.
“Es algo bien común, específicamente en esta compañía les deben más de un mes de trabajo y nunca les han pagado tiempo extra”, mencionó Ronquillo.

Dijo que aunque las marcas famosas hayan subcontratado con Unique Apparel Inc., hay trabajadores que tienen cheques que giraron directamente Bebe y Guess, lo cual da pie para que presenten quejas directas a las compañías.

La Opinión no pudo contactarse con los representantes de Guess, pero a través de un escrito que fue entregado a los trabajadores que protestaban, la compañía expuso que entendía la frustración y la situación de los manifestantes, pero que el caso debía ser tratado directamente con el Departamento del Trabajo.

“En este momento el proceso requiere que nosotros trabajemos directamente con el Departamento del Trabajo, y serán ellos los que ayudarán a resolver esto por estudes”, señala el comunicado.

http://www.laopinion.com/noticiasla-california/article/20130323/Protestan-contra-Guess